División Empresas | Desinfección

A menudo, a pesar de haber combatido los insectos portadores de enfermedades a través de la desinsectación, restan aún ciertos tipos de microorganismos en el medio ambiente (por ejemplo, sobre la superficie de los teléfonos, escritorios, etc.), que se transportan por el aire, los sistemas de ventilación y las personas enfermas o sanas.

Aunque es cierto que en determinados ambientes de trabajo no es posible mantener el ambiente estéril, ofrecemos la realización de desinfecciones periódicas que, junto con una buena ventilación, reducen la cantidad de microorganismos a valores aceptados como normales, evitando así la proliferación de microbios perjudiciales para el bienestar general. 

Con este proceso eliminamos la mayoría de los microorganismos patógenos y no patógenos, utilizando métodos físicos o químicos. (Ej. De especies a combatir: bacterias, hongos, microorganismos como virus del herpes, influencia, papera y hepatitis contagiosa).