División Empresas | Desratización

El roedor es de apetito muy desarrollado, produciendo estragos en los alimentos y royendo constantemente maderas, cables, etc. a fin de mantener afilados sus dientes. Hace su nido en lugares oscuros y protegidos, siendo ideales los entretechos o tubos de ventilación. Se reproducen rápidamente, hasta 50 crías por año, aunque la mayoría mueren antes de alcanzar la edad adulta y muchos de los adultos no viven más de un año. Son transmisores de enfermedades y de pulgas también.


En este proceso es indispensable la localización de los accesos, resguardos, posibles nidos, cantidad de población de los roedores y lugares posibles de abastecimiento de agua y alimento. Una vez determinado esto, los métodos son diversos dependiendo en gran parte de las superficies en las cuales se actuara.


Pueden utilizarse:


•    Cajas cebaderas. 
•    Bloques parafinados. 
•    Gas de Cartucho fumígeno aplicado a pistola. 
•    Gas de fosfuro de aluminio aplicado en vacío. 
•    Cebos orgánicos frescos de composiciones muy toxicas y acciones orgánicas. 
•    Planchas con pegamento. 
•    Trampas mecánicas. 
•    Bloqueo de entradas e inhibidores de olor