Info Plagas | Chinche

Las chinches de la cama son insectos pequeños, nocturnos y sin alas. Existen diferentes especies pero las más comunes son las denominadas científicamente como Cime lectularius, las cuales son adaptables a los ambientes humanos. Su tonalidad varía entre el color cobre y un café-rojizo oscuro. Tienen un cuerpo aplanado, miden cerca de 1cm de largo (similar a una semilla de manzana). Estos insectos son conocidos por alimentarse de los murciélagos y las mascotas, aunque su fuente primaria de nutrición es la sangre humana. Se inflaman y se vuelven rojizas después de alimentarse de sangre.

Las hembras pueden poner de uno a cinco huevos al día. Durante el término de su vida, una sola hembra puede llegar a poner entre 200 y 500 huevos. En ámbitos con temperatura ambiente y suplementos adecuados de comida, las chinches de la cama pueden vivir hasta 300 días.

Se las puede ver en grietas y hendiduras, así como en las costuras de los colchones, las sábanas, los muebles, detrás de los zócalos, en conexiones eléctricas y en marcos de cuadros.

En general permanecen juntas pero no son fácilmente detectables. Algunos signos de infestación de esta plaga son que emiten un olor dulce muy desagradable y, además, quedan las manchas de sangre sobre los colchones y en los muebles.

Debido a que las chinches pueden sobrevivir en los nidos de pájaros se las puede encontrar en casas o edificios, y particularmente en los techos. Pero Los lugares más comunes donde se hallan es en hoteles, donde pueden pasar de cuarto a cuarto y al equipaje de los visitantes.

Así es como se esparcen alrededor del mundo, porque los viajeros las transportan en sus equipajes, en los artículos de ropa, en los cubrecamas, en las coberturas de los colchones, en las almohadas, y en los muebles.

Las chinches de la cama no portan o transmiten enfermedades pero su picadura produce irritación e incluso infección.

La picadura de las chinches de la cama puede ser similar a la de otros insectos.

Pero contrariamente a otros insectos, la picadura de las chinches de la cama deja en la piel pequeñas marcas rojas que semejan múltiples líneas, con mínimo espacio entre unas y otras. Como las chinches de la cama no son insectos sociales, las picaduras son el resultado de un sólo espécimen que continuamente se alimenta de su víctima