Info Plagas | Cucaracha Germanica

La cucaracha germánica es una especie universal que vive en interiores prefiriendo lugares como cocina (alacenas, bajo mesadas, heladeras, microondas, tapas de luz) y lugares que ofrezcan una buena fuente de calor y poca exposición. Necesita alta humedad y temperaturas cálidas. Su tamaño, en raros casos, supera los 15mm de largo. Es de tes rubia, cobriza o puede aparecer blanca.

Esta clase de cucarachas se podrá ver en el inicio de la infestación solo por las noches rondado la cocina; luego de un tiempo y con un grado de infestación mas alto se podrá notar la presencia también durante el día en lugares lejanos a la cocina como habitaciones, lavaderos, roperos, etc.

La cucaracha germánica es una de las plagas domésticas más importantes a nivel mundial. Su categoría de plaga está determinada, sobre todo, por su relación con malos hábitos de higiene. Es considerada una peste de importancia médica porque acarrea y transmite un gran número de organismos patógenos, como virus, bacterias (en especial Salmonella) y helmintos; es sospechosa de producir picaduras al ser humano y responsable de severas reacciones alérgicas mediadas por sus excrementos y por el olor característico producido en infestaciones altas.

Su alimentación omnívora le permite aprovechar todas las fuentes alimenticias y utilizar pequeñas cantidades de alimento para mantener grandes poblaciones. Otros hábitos beneficiosos para las cucarachas germánicas son la actividad nocturna que le permite protegerse de predadores y la puesta de huevos en cápsulas cerradas (ootecas) que los protegen de la deshidratación y predación.

La maduración sexual de ambos sexos es aproximadamente la misma y corresponde a los primeros 7-10 días de vida adulta. Los machos copulan repetidamente y las hembras copulan usualmente una sola vez.

La hembra fecundada desarrolla a los pocos días una ooteca (que puede contener hasta 50 huevos); las hembras no fecundadas pueden producir ootecas, pero éstas son estériles. El período de incubación de los huevos varía entre 2 y 4 semanas, pero puede ser más extendido ya que depende críticamente de la temperatura.
Como en muchos otros insectos la cucaracha germánica requiere para su sobrevivencia de agua, alimento y refugio. Sin embargo, las hembras sobreviven hasta 45 días a la falta de alimento si tienen agua a disposición. En cambio la falta de agua produce mortalidad a los 15 días a pesar de la presencia de alimento