Info Plagas | Escorpión / Alacran

La especie más pequeña de escorpiones o alacranes tiene alrededor de 9mm de tamaño, mientras que la más grande puede alcanzar un tamaño de hasta 21cm. Los escorpiones han sido capaces de sobrevivir en la Tierra durante millones de años. Eso significa que están muy adaptados a las características que sus cuerpos poseen.

Existen más de 1700 especies de escorpiones que ya han sido identificadas, las mismas pueden variar en tamaño dependiendo de la especie y su hábitat. Algunos pueden tener 6 ojos mientras que otras especies tienen hasta 12, sin embargo ninguno de ellos tiene una buena visión. Para reemplazarla, confían en sus vibraciones y su sentido del olfato.

Los escorpiones comen abundantemente insectos y roedores. Sin embargo, la alimentación no constituye una preocupación, ya que pueden pasar un año sin comida ni agua.

Estas criaturas se reproducen a través de un proceso de apareamiento que tiene lugar entre machos y hembras.

Los escorpiones presentan gran variedad de colores, pueden ser marrones, negros o incluso tener un color verdoso, lo que genera que sea difícil para las personas notar su presencia antes que sea demasiado tarde. En estos casos es cuando se es susceptible a sus picaduras. Los expertos no creen que los escorpiones sean criaturas agresivas, simplemente a menudo entran en contacto con los seres humanos debido a que están tratando de encontrar un lugar más cálido cuando se producen cambios de temperaturas.

Todos los escorpiones poseen veneno, pero sólo un número pequeño puede causar graves consecuencias en los seres humanos. La mayoría sólo son peligrosos para sus presas.

Una regla que se puede usar para diferenciar a los escorpiones peligrosos de las especies inofensivas es que los escorpiones con grandes garras poderosas son, en su mayoría inofensivos; mientras que las especies con las garras finas y delgadas podrían resultar peligrosos (aunque también unos pocos de garras finas se consideran inofensivos). Ante cualquier caso, es mejor alejarse y quedarse con la duda.